Puffinus baroli. Foto: Beneharo Rodríguez

Distribución en tierra

La pardela chica, una especie poco conocida pero que sufre fuertes amenazas en tierra

Existen pocas referencias que compilen la información disponible de la pardela chica en tierra. Sólo Martín et al. 1987 prospectaron todas las islas, hallando colonias de la especie en Alegranza, Montaña Clara, Lobos, Fuerteventura, Tenerife, La Gomera, El Hierro y la Palma e indicios de cría también en Gran Canaria. Aunque de forma muy tentativa, los mismos autores estiman la población canaria en 400 parejas. Publicaciones posteriores han precisado detalles en cuanto a la distribución, pero sin actualizar la estima.


Debido a la presión por parte de los depredadores introducidos (gatos y ratas), la presión humana y a otras posibles amenazas, la especie ha quedado relegada a islotes, roques y acantilados inaccesibles, aunque sigue presente en la mayoría de islas.


La costa norte de Tenerife, el sur de la Gomera, el oeste de Lanzarote, el sur y oeste de El Hierro y el oeste de Fuerteventura son las zonas de las islas con mayor número de efectivos. En cuanto a los islotes, los resultados preliminares de este proyecto señalan Montaña Clara como un importante reducto de la especie, mientras que una colonia que en 1987 parecía tener cierta importancia como es el Islote de Lobos parece haber desaparecido. Los roques, debido a su inaccesibilidad, sí mantienen su potencial y hay datos recientes en Anaga y Salmor.

En cuanto a hábitat, por lo visto hasta el momento, existen diferencias entre sus preferencias en islotes y en islas grandes, siendo mucho más exigente en éstas últimas. En islotes cría en derrubios y formaciones rocosas tales como coronas de conos volcánicos con cavidades de menor tamaño que las usadas por pardela cenicienta, mientras que en las islas muestra predilección por las partes inferiores de acantilados inaccesibles con desembocaduras de tubos volcánicos, grietas u otras formas de cavidades del tamaño adecuado.

Habitat crí pardela chica al sur de la Gomera. Foto: Juan Bécares (GIC)

Al finalizar este trabajo, se pretende tener una actualización del área de distribución de la especie, así como una nueva estima poblacional que refleje la complicada situación que parece tener esta especie de pardela en la actualidad.

Anuncios

Proyecto de conservación de la Pardela chica, el Delfín mular y el Cachalote en las Islas Canarias